Cuidados necesarios de las Orquídeas

Cuidados necesarios de la orquídea

Cuidados necesarios de las Orquídeas

Las orquídeas son plantas tropicales de interior. Están consideradas como una de las plantas más elegantes y resistentes por lo que son ideales para tenerlas en casa. Hay diferentes variedades, aunque la más conocida es la Phalaenopsis. Las orquídeas tienen fama de ser plantas difíciles de cultivar, pero no es así.

Cuidados básicos para que tu orquídea pueda florecer varias veces al año

LUZ: Un lugar idóneo para colocar la planta es cerca de una ventana, puesto que la orquídea necesita estar situada en lugares bien iluminados, para estimular su crecimiento y la floración, pero donde no reciba luz directa del sol y evitar  así que la planta se deshidrate y  puedan aparecer manchas en las hojas.

Un error muy común es utilizar macetas opacas que impiden que la luz llegue a las raíces, por lo que es aconsejable usar recipientes transparentes.

SUSTRATO Y ABONADO: para el sustrato, lo mejor es utilizar una tierra específica para las orquídeas. Desde Agralia jardín os recomendamos sustrato orquídeas de Massó Garden. Es especial para plantar y trasplantar las distintas variedades de orquídeas compuesto de corteza de pino seleccionada y proporciona el drenaje, la aireación y la humedad necesarias para el buen desarrollo de las raíces.

En cuanto al abonado podéis emplear el abono orquídeas de Massó Garden que nutre las orquídeas para conseguir unas flores  resplandecientes. Vaporizar el abono sobre las raíces y el sustrato. No vaporizar sobre las flores.

RIEGO: es uno de los factores más importantes junto con la luz. Las orquídeas toleran mejor la falta de riego que el exceso. Si las regamos demasiado corremos el riesgo de que se pudran las raíces.

La mejor forma de regar esta planta es sumergiendo la maceta en un recipiente con agua, durante diez minutos aproximadamente, para que la tierra absorba el agua que necesita  y seguidamente dejar escurrir el exceso de agua.

Lo ideal es regar la orquídea una vez cada dos semanas, en épocas  frías, y una vez por semana en épocas de altas temperaturas.

TEMPERATURA: la orquídea, al ser una planta tropical, necesita temperaturas estables que superen los 30° de máximas y 10° de mínima. Es aconsejable no situarla cerca de fuentes de calor, como por ejemplo la calefacción.

VENTILACION: para tener éxito en el cultivo de orquídea es necesario airear la zona de la casa en la que está la planta, evitando las corrientes. La falta de ventilación puede provocar hongos y enfermedades.

No te pierdas nuestro Blog para enterarte de todos los cuidados que debes proporcionar a tu jardín para que sea la envidia del vecindario.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable AGRALIA DEL PRINCIPADO S.L .
  • FinalidadModerar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios AGRALIA DEL PRINCIPADO S.L.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.